• English

Entrada
Salida
Habitaciones
Adultos
Niños

La mejor gastronomía

Descúbrela
Turismo en TodoPeñiscola


Sant Mateu

Sant Mateu

Visitar Sant Mateu es viajar a la Edad Media, a recuerdos de un tiempo pasado que aparecen a cada paso que damos por su conjunto histórico artístico, declarado Bien de Interés Cultural. Sant Mateu, capital histórica del Maestrazgo, está situada en el norte de la provincia de Castellón, a tan sólo 35 Km. de Peñíscola.

Sant Mateu brilló con luz propia durante los siglos XIV y XV en los que fue un importante centro comercial, ganadero, artesanal y artístico. Este esplendor se ve relejado en el espectacular patrimonio histórico artístico que podemos disfrutar durante nuestra visita. Pasear por el casco antiguo, con sus iglesias, palacios, murallas, ermitas, museos, mazmorras medievales, el horno medieval e imaginar que nos cruzamos con un Gran Maestre de la Orden de Montesa y sus caballeros, con el cátaro Belivaste, el Papa Luna, San Vicente Ferrer, o el demonio recién huido de las mazmorras medievales es una experiencia gratificante.

Destacar la Iglesia Arciprestal, testigo mudo de nuestra historia. En su visita disfrutaremos de la espectacularidad y aires de catedral de la iglesia, de la orfebrería medieval y el ascenso a la torre campanario octogonal. Otros puntos de interés que completan la visita son la espectacular Plaza Mayor, las murallas, les “Presons” (mazmorras medievales), el Santuario de la Mare de Déu dels Àngels y el resto de atractivos de nuestro casco antiguo.

Tiempos pasados representados en monumentos, museos y un casco antiguo, complementados por más de 50 Km. de senderos homologados y por la gastronomía que asienta su atractivo en los productos de la tierra. De la contundencia de la olleta de Sant Mateu a la delicadeza de la repostería de almendra de origen medieval representada por “els pastissets”, “les primetes”, etc…, la gastronomía de Sant Mateu les sorprenderá. Destacar el aceite de oliva virgen extra, oro líquido del Maestrazgo como nuestro producto más típico y en particular el aceite de los olivos milenarios de la variedad autóctona farga, producto gourmet por excelencia.