• English

Mapas y folletos mapas y folletos

El Tiempo

Hoy disfruta en Peñiscola de...


Los recientes rodajes refuerzan la promoción de Peñíscola como destino turístico de película

Castillo de Peñíscola

Peñíscola siempre ha sido uno de esos lugares de rodaje especiales, atrayendo a numerosas producciones tanto nacionales como internacionales, pero es cierto que en los últimos años esto está creciendo a pasos agigantados. Cada vez son más los que deciden venir a rodar a la Ciudad del Mar, multiplicando así de paso su notoriedad y popularidad en todo el mundo, como apunta orgulloso Andrés Martínez, alcalde de la localidad.

La publicidad que se hace de Peñíscola a través de estos rodajes los dota de una total rentabilidad en cada colaboración que la Ciudad del Mar tiene con productoras de todo el mundo, habiendo aparecido en series tan populares como Juego de Tronos o El Ministerio del Tiempo. Se repercute por una parte en la economía local, por la estancia de los equipos de producción, y además, se suma a toda la promoción asociada al estreno del capítulo o película, que puede llegar a ser una publicidad impagable.

Por supuesto, dentro del área de Turismo del Ayuntamiento de Peñíscola se ha tenido esto muy en cuenta para crear un nuevo producto turístico enfocado a estos lugares de rodaje, que pueda ser complementario al del segmento familiar, típicamente enfocado al sol y la playa. De esta manera se trata también de desestacionalizar el destino. Dentro de ese nuevo producto se dan visitas guiadas por los lugares de rodajes de las películas y series más conocidas, e incluso se colabora con los restaurantes de la zona para ofrecer platos especiales basados en dichas producciones, dando un toque especial a la visita.

El papel del social media es importantísimo dentro de la promoción de Peñíscola de Cine, colaborando por ejemplo con influencers que han visitado el destino para luego ofrecer sus impresiones ante miles de seguidores, haciendo que Peñíscola sea también conocida entre los más jóvenes. El atractivo patrimonial, la gastronomía, el sol y la playa se unen a todo lo que supone la visita a los escenarios de los rodajes, para completar una experiencia mágica que hace de Peñíscola uno de los mejores destinos actuales.