• English

Mapas y folletos mapas y folletos

El Tiempo

Hoy disfruta en Peñiscola de...


La Diputación de Castellón destina medio millón de euros para adecuar el Castillo de Peñíscola

Castillo de Peñíscola desde el aire

Javier Moliner, presidente de la Diputación de Castellón, ha visitado recientemente los trabajos de restauración del Castillo de Peñíscola, la fortaleza templaria que es hoy por hoy el monumento más visitado y significativo de la provincia, para comprobar cómo sigue la adecuación del lugar para su nueva fase en la que se convertirá en un museo y también contará con un nuevo centro de recepción de visitantes. Un proyecto ambicioso en el que la Diputación ha invertido más de 500.000 euros desde el año 2014, donde comenzaron las obras de mejora de la fortaleza.

Las mejoras están dando un rédito fantástico ya que el Castillo es cada vez más visitado por los turistas. Esta revolución impulsada a través del Plan Director quiere conseguir que el Castillo siga creciendo como motor del esplendor turístico de la zona, además de seguir siendo un icono cultural no solo en Castellón, sino en todo el mundo. En palabras del propio Moliner, el Castillo debe ser un elemento que posicione al destino en todo el mundo, por historia, ubicación y patrimonio. Moliner quiere seguir apostando por el Castillo para invertir más en Planes de Actuaciones para la dinamización turístico cultural del mismo, a través de diversas campañas y de conseguir cosas tan importantes como la aparición de la fortaleza en la serie Juego de Tronos, colocándola al alcance de un público masivo.

Andrés Martínez, vicepresidente de la Diputación y alcalde de Peñíscola, está seguro de que estos trabajos de adecuación y acondicionamiento están sacando el esplendor más absolouto del castillo, reflejando su mejor parte histórica para convertirlo en un referente turístico en la actualidad. La primera fase de la adecuación ha consistido en la instalación museográfica en la planta baja, dedicada a la construcción de la fortaleza por parte de los templarios, así como la adecuación de las estancias que pertenecían a la guardia del Papa y al propio pontífice, ya en la planta superior.

La historia completa del castillo y sus moradores se podrá ver a través de diversos audiovisuales, así como en mesas explicativas sobre los templarios. El otro gran punto de reforma es el faro, que está siendo restaurando para albergar las oficinas de recpeción de visitantes y de venta de entradas. Se espera, según ha adelantado el alcalde, que esté preparado por completo para Semana Santa.