• English

Mapas y folletos mapas y folletos

El Tiempo

Hoy disfruta en Peñiscola de...


Peñíscola, punto de encuentro de aves marinas

Playa Sur de Peñíscola

Peñíscola no es solo conocida por su castillo, su gastronomía, sus playas o su imponente legado cultural y monumental, sino también por estar rodeada de hermosos parajes naturales. Uno de ellos, el más importante de hecho, es la Sierra de Irta, escogido año tras año por miles de aves marinas en su ciclo de migración desde países como Bélgica o Croacia. De hecho, esta “parada en el camino” es tan vital para las aves, que el grupo Ecologistas en Acción suele organizarse para realizar seguimientos a los ejemplares y conseguir un censo lo más aproximado posible.

Desde la asociación ecologista se plantea pedir al consistorio de Peñíscola el crear zonas de reserva en la Sierra de Irta pensadas para estas aves migratorias. De forma natural, estos animales ya se han asentado año tras año en ciertos lugares de la Sierra, como la Badum, donde los más mayores enseñan a las crías a obtener su alimento. Así es como estos acantilados se convierten en uno de los puntos más importantes para el cormorán moñudo, una de las aves más espectaculares de esta zona del país, que atrae a muchísimos amantes de la naturaleza y curiosos en estos meses del año.

Desde Ecologistas en Acción se pide igualmente mostrar el comportamiento de estas aves al resto de la población, para que aprendamos a cómo tratarlas cuando nos encontremos con ellas en las playas, ya que espantarlas hará que se debiliten en una época en la que deben reservar la máxima energía posible, por la reducción en la ingesta de su alimento. 

Las aves marinas que llegan a las playas de Peñíscola en esta temporada proceden de varios puntos de Europa, desde las gaviotas sombrías anilladas que llegan desde Noruega hasta Turquía, Croacia, Eslovaquia o el propio Cantábrico, escogiendo esta zona como lugar para invernar, en sus propias “vacaciones fuera de temporada”. 

Fuente: Levante EMV