• English

Mapas y folletos mapas y folletos

El Tiempo

Hoy disfruta en Peñiscola de...


Peñíscola estudia la rehabilitación de la fachada y cubiertas de la ermita de Ntra Sra de la Ermitana

Iglesia Virgen de la Ermitana

La Ermita de Nuestra Señora de la Ermitana, ubicada junto al castillo de Peñíscola y que alberga a la patrona de la localidad, ha sido objeto de un estudio por parte de la concejalía de Patrimonio del Ayuntamiento, para establecer su estado de conservación de cara a una posible rehabilitación. Ya se han mejorado el pavimento y la climatización del templo, pero parece que será necesaria una rehabilitación integral en la cubierta, la fachada y el campanario, para mejor el estado de conservación del mismo, según ha afirmado Andrés Martínez, alcalde de la localidad.

Tras la realización del estudio se ha propuesto restaurar los pináculos menores y restituir el pináculo mayor, así como sustituir ventanales y cerramientos y reparar el campanario y la cubierta, así como las fachadas oeste y norte del templo.

Este templo se construyo a principios del siglo XVIII sobre un antiguo cementerio, como obsequio por parte del gobernador Sancho de Echeverría por la valentía demostrada tras la guerra de Sucesión. Lo único que se conserva realmente de esta etapa es la fachada barroca, ya que el resto de la iglesia fue reconstruida en 1820 tras la guerra de la Independencia. 

Es una iglesia de planta de cruz latina, con una nave central y capillas en los laterales, así como un campanario de gran interés artístico. Su construcción se realizó adosada al Castillo para aprovechar la sillería de la propia fortaleza y como cerramiento del edificio.

Andrés Martínez ha querido destacar la decidida apuesta de su gobierno por la restauración del Patrimonio local durante esta legislatura, para que perviva durante muchos años y los que vengan detrás puedan disfrutarlo como  nosotros. En ese empeño se han llevado a cabo restauraciones en las murallas, también en el propio Castillo del Papa Luna a través del Plan Director, en la Torre Badúm, el Aljub del Pla de Pitxells o la ermita de Sant Antoni y alrededores.

Dentro de este compendio de restauraciones, Martínez admite que la de la Ermita de Nuestra Señora de la Ermitana será muy especial por el cariño tan grande que los peñiscolanos y peñiscolanas tienen por este templo, que acoge a su patrona y está adosado a su monumento más importante.