• English

Mapas y folletos mapas y folletos

El Tiempo

Hoy disfruta en Peñiscola de...


Finaliza la primera fase de desbroce y poda de cañas de acequias y marjal de Peñíscola

desbroce y poda de cañas de acequias y marjal de Peñíscola

El Plan de Prevención de Inundaciones sigue en marcha con la rutina anual, iniciándose el pasado 3 de agosto la poda de cañas y el desbroce de acequias en el Ullal y el marjal, que ha continuado a lo largo de todo este mes. El trabajo está siendo llevado a cabo por la concejalía de Servicios desde hace meses, exceptuando de marzo a julio, ya que la ley lo impide por materia medioambiental.

La proliferación de nidos en los meses de primavera hace que se restringa el desbroce en esa época, retomándose ya en Agosto y prolongándose durante semanas, hasta bien entrado septiembre. Se busca no solo mantener la limpieza de cara a posibles inundaciones, son también mantener el equilibrio en el entorno tanto en la parte de las isletas de cañas como en lo que se refiere a las algas de alrededor. El ayuntamiento se encarga de llevar a cabo estas tareas de limpieza semestralmente con una gran inversión de recursos, sobre todo en la época veraniega, cuando las algas son  más comunes en estos fondos, lo que requiere una limpieza prácticamente diaria.

Alfonso López, edil del área de Servicios, explica que se necesitan unos recursos humanos muy importantes para mantener la limpieza en estos meses, pero gracias al buen trabajo de los implicados en estos procesos, el entorno se mantiene en un equilibrio perfecto. Además, al llevarse a cabo con recursos propios del Ayuntamiento, el ahorro es importante con respecto a contratar a una empresa que lo haga.

Actualmente se están llevando a cabos los trabajos desde las Siete Bolas a la Acequia del Rey, habiendo sido desbrozado ya el recorrido de la pasarela en estas dos anteriores semanas, y finalizando en la zona trasera de los hoteles y la acequia Sangonera, de aquí a Septiembre.   Realizando estas tareas al menos dos veces al año, en Febrero y en Agosto, para conseguir que el entorno se mantenga en óptimas condiciones.